106/365 El CARISMA de Magic

Si alguna vez ha habido un jugador con CARISMA ese indiscutiblemente ha sido Magic Johnson. Ya desde el instituto o la universidad se le veían maneras, pero fue al desembarcar en la NBA y más concretamente en Los Ángeles cuando este artista del balón iluminó el mundo del baloncesto primero con su forma de jugar y sus increíbles pases, cambiando también el concepto del juego demostrando que un hombre alto podía jugar de base, y luego con su enorme sonrisa y forma de relacionarse con el público. El Showtime de los Lakers era obra suya, dentro y, porqué no decirlo, fuera de la cancha también, y quizás solo se pudo dar gracias a que Magic acabó jugando en los Lakers y no en otro equipo de la NBA. Los 80 fueron suyos y de Bird y el basket moderno no sería lo mismo sin su existencia.

Ya hemos dicho que Magic rompió moldes en cuanto al juego por ser un hombre alto (2,06m) que jugaba de base. Pero lo más curioso es que la siguiente posición en la que mejor se desenvolvía, y la desempeñó en varias ocasiones, era la más dispar a la de playmaker, la de pívot.

Anuncios
Esta entrada se publicó el 18 de mayo de 2012 en 6:38 am y se archivó dentro de PROYECTO 365 DIAS DE BASKET. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

2 pensamientos en “106/365 El CARISMA de Magic

  1. Esas son las Converse que mas me han gustado de siempre!!… y yo tengo un autógrafo de Darryll “Baby Gorilla” Dawkins!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: